Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/22/d220709907/htdocs/web_jccoabogado/wp-content/plugins/improved-include-page/iinclude_page.php on line 282

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/22/d220709907/htdocs/web_jccoabogado/wp-content/plugins/revslider/includes/operations.class.php on line 2252

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/22/d220709907/htdocs/web_jccoabogado/wp-content/plugins/revslider/includes/operations.class.php on line 2256

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/22/d220709907/htdocs/web_jccoabogado/wp-content/plugins/revslider/includes/output.class.php on line 2903
Registro de delincuentes sexuales: primeras impresiones – Abogado de divorcios, herencias, deudas y penal

Registro de delincuentes sexuales: primeras impresiones

Los delincuentes sexuales quedarán "fichados" casi de por vida

Con fecha 1 de marzo de 2.016, ha iniciado su vigencia el “Registro de Delincuentes Sexuales”, cuya existencia y funcionamiento deriva de las siguientes normas:

Es susceptible de inscripción, cualquier delito contra la indemnidad sexual, con especial atención a las situaciones en que la víctima sea menor de edad.

La idea en sí, ni es ni mala ni criticable, sobre todo desde el punto de vista de la “seguridad” de posibles y futuras víctimas. Sin embargo varias notas, nos han llamado poderosamente la atención:

  1. Se incorporarán al Registro, incluso condenas (delitos y delincuentes) producidas con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley, y de la Ley misma.
  2. La “cancelación” en el caso de que el delincuente sea mayor de edad, y la víctima menor, se podrá producir, pasados 30 años del cumplimiento de la condena. Vemos pues, que sin contar la duración de la condena, 30 años, es prácticamente una “vida laboral”, una generación.

Al margen de lo exagerado del punto anterior, lo más peligroso de la norma, en la situación de hiper-regulación en la que nos encontramos, sea que acaso responde a una de las muchas “modas” que acoge el legislador, resultando por otra parte que choca frontalmente con nuestro sistema de derechos y garantías, al punto que, ya se verá con el tiempo, entiendo que es de dudosa constitucionalidad. El penado no redime con el cumplimiento de la pena, el ilícito que haya cometido, sino que el mismo, sus consecuencias “penológicas” subsisten y además por los desmedidos plazos que se han mencionado.

Una norma contradictoria

Resulta cuando menos paradójica la norma, cuando para otras situaciones en las que también se ven comprometidos menores, y nada menos que en lo que afecta a su salud, la solución ha sido absolutamente contraria o por lo menos distinta a la que ahora adopta el legislador.

Nos referimos a aquéllos casos en los que un menor sufre determinadas enfermedades contagiosas, o cuando menos de las que no se puede descartar que lo sean, y pese a ello se opta en beneficio del mismo (si la enfermedad es contagiosa con correlativo perjuicio o peligro para el resto de menores) por mantenerlo en su entorno, como puede ser un centro educativo, y además silenciando la situación, con lo que también se elimina la posibilidad de cautela y cuidado de esos otros menores concurrentes.

Como se dice, sin ser en sí negativa la idea, sí que es desmedida, y exagerada, además de optar por soluciones distintas a las adoptadas para otros supuestos, lo que supone –está ocurriendo con frecuencia- una actividad legislativa basada en modas y ocurrencias.

Tendremos tiempo de profundizar en la cuestión.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *